El Clima Río Bravo, Tams

Eventos

Recuerdos de una vida olvidable…

Sobre el temblor y los metaleros



Tamaño de Letra -16+

Fecha: 04/10/2022 Por: Manuel Rivera S

Hasta los acontecimientos más dispares pueden estar sujetos a las reglas de la existencia humana y dinámica social.Tan “sesuda” afirmación, a la altura quizá del descubrimiento del hilo negro o de alguna expresión hecha por el propioPerogrullo, obedece a la cercanía de experiencias muy diversas vividas durante la semana que acaba de concluir.Primer acto:El sismo de la madrugada del jueves 22 de septiembre lo viví en la Ciudad de México, ocasión que me permitiócomprobar el avance de la cultura de la protección civil en la capital del país.En la colonia Juárez la alerta sísmica se activó oportunamente y la evacuación del hotel que ocupaba fue rápida yordenada.A la mitad de la calle de Ayuntamiento, totalmente detenido el tráfico vehicular, los huéspedes nos integramos al grupode vecinos que abandonó sus casas llevando sus pertenencias más indispensables -como mascotas-, conservó la tranquilidad yestuvo atento a cualquier desprendimiento peligroso. Además de la efectividad del aviso y de la conducta por el sismo, en esteevento atestiguamos otros detalles, como la rapidez con la cual los helicópteros del Agrupamiento Cóndores de la Secretaría deSeguridad Ciudadana sobrevolaron la metrópoli para detectar posibles daños.Intermedio:En la mañana desayuné con dos de mis hermanos, quienes afortunadamente no registraron incidentes mayores por eltemblor. Sin embargo, dirigieron severas críticas al sistema de la alerta sísmica, acerca del cual dijeron “no sonaba” o avisaba“demasiado pronto”, además, agregaban, la gente “no ha aprendido a evitar la desesperación”.Recordé, primero, cómo la experiencia adquirida esa madrugada me decía lo contrario sobre la oportunidad de laalerta, así como del papel insoslayable de las leyes de la física que inciden en el tiempo con el que anticipa un sismo. Observétambién que en una megalópolis como la capital del país con más de 20 millones de habitantes, dos lamentables fallecimientos,presumiblemente, por pánico, presentaban una realidad jamás deseada, pero claramente muestra del avance en la respuesta alos fenómenos telúricos. ¿Cuántas personas hubieran sobrevivido al terremoto de 1985 de haber contado con estaherramienta? Una sola justificaría su operación.Concluí al menos dos cosas: una, la mala opinión que ambos tenían del gobierno la extendían indiscriminadamente atodos los campos asociados con la administración pública; otra, asumían que lo actual es creación reciente y no suma desaberes y experiencias pasadas.Actuar con base en prejuicios y suponer que la vida económica, social y política es creación del hoy y no resultado de lacontinua yuxtaposición de fracasos y victorias a lo largo de la historia, lleva a interpretaciones tan alejadas de la realidad comolas mencionadas o las que adjudican capacidad y honestidad únicamente a las instituciones castrenses, por ejemplo.Segundo y último acto:El viernes y sábado asistí en Monterrey al México Metal Fest, evento que, de continuar su tendencia, pronto estará en elcalendario mundial de los “headbangers” o de quienes gustan de mover la cabeza al ritmo de la música de metal. Al igual quedecenas de miles de personas de todas las edades, viví esa convivencia festiva, diversa, plural y tolerante, pero tal vez comosólo unas pocas pudieron hacerlo por su edad, entendí el particular significado de esta conjunción en el momento actual.Hace unos 45 años quienes gustábamos de la música equivalente al metal del presente estábamos en el terreno de loprohibido, de la represión policiaca, de la calumnia de abyectos medios de comunicación masiva, de lugares del inframundomenos dignos que los hoyos funkies -asistí, nadie me lo contó, a conciertos en un corral de vacas y en una bodega de azúcar a laque llegué atravesando a pie calles obscuras con charcos de aguas negras-.En cambio, acudí sin ninguna restricción el 23 y 24 de septiembre en compañía de una de mis hijas al México Metal Fest,donde nunca sentí la necesidad de huir de la policía, disfruté una sede digna y vi que la difusión del evento en medios decomunicación distó de compararnos con delincuentes, como antaño sucedía.Ni el avance de la protección civil ni el respeto a la contracultura son temas ajenos a la influencia de la historia.Los juicios preconcebidos o el rechazo sin argumentos al quehacer gubernamental, resultarían así tan inútiles paraterminar con lo malo y conservar lo bueno del país, como hacerlo con pretensiones caudillistas y criterio selectivo de loshechos de la historia por intereses de grupo.Por supuesto: opinión humana, ni por asomo verdad divina.riverayasociados@hotmail.com

+ informacion

Se espera cosecha de regular a buena

Con las pocas lluvias que se han registrado habrá necesidad de el riego de resiembra

La Secretaría de Energía afirma que la refinería Dos Bocas tiene 96% de avance

La Secretaría de Energía afirma que la refinería Dos Bocas tiene 96% de avance

5 aceites para cejas que funcionan como sérums naturales para hacerlas crecer

5 aceites para cejas que funcionan como sérums naturales para hacerlas crecer

México requiere inversión de 15 mil mdd para lograr meta de la COP 27

México requiere inversión de 15 mil mdd para lograr meta de la COP 27